Almería en el pasado
Por Pedro Desactivado

Almería en el pasado: historia de una ciudad

El pasado, el presente y el futuro son primordiales para hacer la historia de una provincia tan grande como esta. Almería en el pasado cuenta los orígenes de una ciudad que fue habitada por moriscos, cristianos y romanos. Gracias al paso de diferentes culturas, podemos apreciar la belleza de la Almería que conocemos hoy.

¿Y si escribimos el futuro? Todo lo que vivamos a partir de ahora puede formar parte de la cultura de una ciudad que estudiarán futuras generaciones. No pretendemos dar quebraderos de cabeza, pero es recomendable que llevemos toda la atención a la Almería en el pasado para que entendamos el presente.

Por ello te contamos los inicios de una era que formó una ciudad repleta de monumentos emblemáticos, playas de ensueño y leyendas interesantes de escuchar. ¡Échale un vistazo a cómo era Almería en el pasado!

 

Almería en el pasado

Almería en el pasado

Inicios

Todo empezó por los estratégicos planes marcados en la Península Ibérica. Si miramos el mapa de España, vemos que Almería se encuentra en una zona perfecta para divisar al enemigo, así que habitantes de la zona del mediterráneo se acercaron para asentarse definitivamente.

Hablamos del Neolítico, la etapa más apasionante de la historia de la humanidad, ¿no crees? Razón por la cual en la ciudad se pueden observar arte de la época, así como ramalazos de creencias de aquellos tiempos. Almería en el pasado no era lo que vemos hoy, lógicamente, pero empezó por este camino.

En Vélez se pueden encontrar los restos de arte rupestre declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si nos adentramos en la Cueva de los Letreros, podremos ver la figura más representativa de Almería: Índalo, una figura antropomórfica que conservan a la perfección.

 

La Edad de los Metales y Bronce

 

Ya comienza la formación de una ciudad que puede asemejarse a la Almería que teníamos en mente. Todavía  muy lejano, pero se puede apreciar el poblado de Los Millares, lugar que le dio hogar a miles de personas. Nació un sistema de defensa útil para acabar con los enemigos, su primer cementerio y yacimientos que pueden visitarse.

Si quieres aprender sobre la Almería en el pasado, puedes indagar sobre el yacimiento en Santa Fe de Mondújar, donde se puede apreciar la cultura del cobre. Esta actividad metalúrgica se extendió por toda España, así que podemos decir que empezó en este pequeño municipio.

Sin embargo, solo en El Argar bajo Almanzora, se puede apreciar la cultura de la Edad del Bronce que data entre 1700 y 1400 antes de Cristo.

 

Almería en el pasado

Almería en el pasado

Almería en el pasado

 

En esta etapa se puede apreciar la influencia de colonias en lugares como Villaricos en Baria o Abdera en Adra. Se trata de lugares que conservan el paso de los fenicios por Andalucía, teniendo éstos relación con los griegos. Sin embargo, la presencia de los cartaginenses no duró mucho hasta que los romanos decidieron hacerse con el control de las tierras.

Almería puede presumir de seguir teniendo en recuerdo a estas civilizaciones hasta actualmente. Debido a la cantidad de cosas que fabricaron, muchas después se fueron restaurando para poder usarlas hoy. Tales descubrimientos son: fábricas de salazones, comercio y producción del garum… En Adra y Almería ciudad se pueden visitar todavía los restos de estas actividades.

 

Almería en el pasado

Almería en el pasado

 

Al Ándalus

 

Una de las etapas más importantes de la historia de Almería que le da incluso nombre a esta provincia y su comunidad. Con la llegada de los islámicos, la cultura de este lugar se quedó completamente impregnado por la esencia musulmana de 8 siglos de asentamiento.

Ya en el siglo VII los árabes conquistaron una tierra que se convertiría en una de las más importantes del mundo. Sin embargo, su aspecto desértico debía cambiar si querían desarrollar vida en Almería, así que se pusieron manos a la obra con las artes de la agricultura, regalando a la localidad el paisaje que vemos hoy.

En el año 955 Abderramán III ordenó la construcción de un monumento característico de la ciudad: la Alcazaba, fortaleza musulmana. Además, ganó importancia en cuanto al comercio con el Mediterráneo y África.

Los restos de la muralla junto con el mihrab de la Gran Mezquita en la iglesia de San Juan, se pueden apreciar si visitamos este lugar y queremos aprender más sobre Almería en el pasado.