Playa de Garrucha
Por Pedro Desactivado

Garrucha, excursión desde Almería

Una bonita excursión que hacer desde Almería es acercarse al pueblo costero de Garrucha. Es un animado pueblo de pescadores y con un eslogan turístico de «Sol y mariscos». Y es que Garrucha presume de ser la capital del marisco de la Costa (especialmente sus grandes gambas rojas, que solo se pescan en la zona). También es famosa por sus playas de arena.

Sobre Garrucha

Garrucha un pequeño pueblo de pescadores ha sido siempre muy cotizada. Mojácar y Vera han peleado por tener Garrucha desde hace décadas. Gracias a tener un puerto ha sido un lugar estratégico de conquistas del que muchos pueblos se han intentado adueñar.

Puerto de Garrucha

A Principio del siglo XX Garrucha tuvo un gran crecimiento y comenzó a desarrollarse muy rápido, parecía que iba a convertirse en un destino de lujo. Algunos incluso lo bautizaron como «el pequeño San Sebastián». Esto no solo ayudó en su desarrollo urbanístico, también en el de la playa. Y es que resulta que la playa de Garrucha es en gran parte arena artificial.

Actualmente ha quedado como una agradable población para ir a pasar uno o varios días de vacaciones con playa pero también con un núcleo urbano ofrece infinitas posibilidades.

Cómo llegar desde Almería

Para llegar a Garrucha desde Almería en coche debes coger la carretera n-340a y tardarás menos de unahora, unos 50 minutos. Pero también puedes elegir un camino más largo que vaya bordeando la costa y parar en algún pueblo o mirador para ver las vistas. Se puede aparcar gratis en primera línea del mar en el paseo marítimo.

Playa de Garrucha

Qué hacer en Garrucha

Si has aparcado en el Paseo Marítimo (o paseo del Malecón) puedes comenzar tu visita precisamente ahí, tiene 2 kilómetro de largo y está bordeado por palmeras, es un lugar agradable para pasear. Hay muchos lugares con sombra  (algo importante y codiciado si vas en verano a Almería) para sentarse y lo mejor de todo por el camino encontraras numerosas cafeterías. Si has madrugado para aprovechar el día entero a lo mejor es buena idea sentarse a tomar un café mientras miras la playa.

De hecho puedes pasar la mañana tranquilamente en la Playa de las Escobetas disfrutando del sol y la calma, no es una playa que se llene mucho de gente así que puedes sentir la paz del lugar con el sonido de las olas de fondo.

Al ser un encantador municipio lo mejor que puedes hacer es pasear y observar sus calles y su ambiente. Dar una vuelta por el puerto también es muy agradable. Te descubrirás encontrando el ayuntamiento o bonitos jardines. Puedes ir a la lonja y ver como funcionan las subastas del pescado, sin duda vas a sorprenderte con la cantidad de productos diferentes que se rifan.

Puedes ir a visitar el Castillo de las Escobetas, que como podéis imaginar se utilizaba para defender este territorio tan codiciado de las muchas invasiones que se intentaban llevar a cabo. Está muy bien conservado y también al borde de la playa.

Puerto de Garrucha

Comer en Garrucha

También por la zona cercana a la playa encontrarás numerosos restaurantes en los que comer pescado y marisco, muchos de ellos con unas magníficas vistas al mar, aun que quizá estos suban un poco los precios por la ubicación privilegiada.

Las famosas gambas de Garrucha son un poco caras, pero si eres fan del marisco no dejes de probarlas porque no hay ningunas iguales. Y desde luego, si no te gusta el pescado… Quizá Garrucha no sea tu sitio ideal. Aunque por supuesto que hay restaurantes que sirven más cosas. Seguro que acabarás lleno porque las raciones son bastante grandes por lo general.

Gambas