Historia de amor en Almeria
Por Pedro Desactivado

Odalisca: Una historia de amor en Almería

Son muchas las historias que se cuentan sobre todas y cada una de las esquinas de Almería. Si fuera solo por las leyendas, esta ciudad sería musa de cualquier escritor que quiera basarse en ella. Sin embargo, hay algunas que calan más que otras, y las de romanticismo son las que más le gustan a los almerienses. De ahí el surgimiento de una historia de amor en Almería con escenario en el Palacio de la Alcabaza.
Por ello, te contamos la historia de amor en Almería llamada la Odalisca que te ganará el corazón:
Historia de amor en Almeria

El Comienzo

Nos situamos en el 1051 en pleno reino musulmán, cuando Muhammad Abu Yahya fue rey de Almería y realizó numerosos cambios para la ciudad que mejoraron su economía y leyes sociales. Almotacín, nombre por el cual también se le conocía al Rey, vivía en la Alcazaba junto con su hija Galiana.

Parece que todas las historias de amor en Almería surgen en lo alto de las torres más emblemáticas y un final muy esperanzador les espera cuando aparece su príncipe, pero lo cierto es que el romanticismo que rodeó a Galiana es diferente al resto.

Asomada al poyete de su ventana, un rubio platino asomó al exterior de su torre. Como en todos los cuentos, el paisaje que Galiana tenía desde su ventana no era nada cercano a la normalidad. Jardines, palacios y una Almería en pleno siglo dorado reflejado en las olas del mar. La espuma de sus aguas humedecía las orillas, dejando a la vista kilómetros de playa por las que pasear. Las fuentes adornaban su paisaje y una música encantadora le acompañaba todas las mañanas.

En esta historia de amor en Almería no había príncipe, pero sí un preso. Y éste, cantaba cada día para llamar la atención de su amada que se encontraba en su Palacio de Alcazabamientras él estaba en las mazmorras.

Historia de amor en Almeria

El Rescate

Las canciones del cristiano que se encontraba encerrado, llegaron a los oídos de la mora más bella de todas. Así que se dedicó a mimar al preso trayéndole todo tipo de objetos para que su estancia en las mazmorras fuese lo más cómoda posible. Lógicamente se enamoró de él y de sus halagos diarios que podía escuchar cada día desde su ventana.

Convencidos los soldados que guardaban la prisión, consiguió bajar cada noche para hacer una visita romántica al amor de su vida. Aunque todo parece ser un secreto hasta que el Rey se entera de todo y deja de parecer algo bonito y precioso, a ser aterrador.

Tras la horrible noticia de que Galiana se encontraba con un preso cristiano, el pobre hombre pudo salir de la prisión con ayuda de su amada. Deslizándose por la torre de la Alcazaba, acabaría en un valle por el que podría huir, pero un terrible accidente y las prisas por salir, hicieron que el hombre acabase muerto en la muralla.

Historia de amor en Almeria

Final trágico de la historia de amor en Almería

Por suerte o por desgracia para Galiana o para el Rey, la pobre chica vio como su amor desaparecía de su vida para siempre. Con el corazón en mil pedazos y lágrimas que recorrían sus mejillas hasta acabar en las tierras de Almería. Árboles y flores nacieron de su dolor y todavía por las noches con luna llena se escuchan los cantos dedicados a Galiana.