platos típicos de Almería: gazpacho cortijero
Por Pedro Desactivado

Platos típicos de Almería que no te puedes perder

La gastronomía almeriense se compone de una gran variedad de sencillos platos tradicionales preparados con los mejores productos autóctonos. Por ello, y para que no te pierdas nada, en este artículo te desvelamos cuáles son los platos típicos de Almería que tienes que degustar si visitas la ciudad.

 

Patatas a lo pobre

Es el mítico plato de pueblo que no puede faltar en ninguna cocina almeriense. Desde tiempos inmemorables la receta se ha conservado, reinventado y, si es posible, mejorado a lo largo de los años hasta convertirse en uno de los platos más típicos de la ciudad.

Es fácil de preparar, económico y delicioso. Para su elaboración solo es necesario unas cuántas patatas, cebollas, aceite y sal; y alguno le añaden pimientos.

 

Patatas en ajopollo

Es uno de los guisos de toda la vida, el perfecto plato de cuchara para cualquier día frío de invierno.

Se elabora con ingredientes clásicos de la gastronomía andaluza: patatas, ajo, pan duro y almendras. Aunque tradicionalmente a esta receta se le añadía lo que se encontraba por la despensa.

La clave para conseguir un verdadero ajopollo está en sofreír y machacar todo hasta conseguir una pasta homogénea y servir las patatas de acompañamiento.

 

Gurullos con conejo

Es uno de los platos más conocidos de la cocina almeriense, muy típico durante el invierno en la temporada de caza.

Se compone de una especie de pasta de pan alargada con apariencia de granos de arroz en forma de rombo, conocidos como gurullos, con carne de conejo, ajo, cebolla, tomate y aceite de oliva.

A veces también se añaden pimientos asados, y no puede faltar azafrán o colorante para darle su característico color amarillento. Se espolvorea un poco de perejil, y ¡listo para comer!

 

Tabernero

El tabernero es una especie de pisto muy típico en Almería elaborado con carne magra de cerdo picada, tomate, pimiento rojo y ver y cebolla. Algunos le echan un toquecito de guindilla para darle ese sabor tan especial que le caracteriza.

Se acompaña de una rebanada de pan tostado y normalmente una cerveza bien fría en la barra de algún bar.

 

Chérigan

platos típicos de Almería: chérigans

El chérigan es la tapa por excelencia de todos los bares de Almería. Es básicamente una rebanada de pan tostado untada normalmente con alioli o tomate y montada con jamón serrano, atún, caballa, tortilla, tabernero, cocido, queso o cualquier otro ingrediente que puedas imaginar.

Sus inicios se remontan a los años 60 en el Café de Colón, el bar que popularizó este aperitivo como la clásica tapa que es hoy.

 

Gazpacho cortijero

Este refrescante entrante es conocido en todo el mundo, tanto que es sin duda uno de los platos más conocidos y demandados de la gastronomía española.

El gazpacho cortijero lleva tomate, cebolla, pepino, pan, almendras, uva blanca, agua, vinagre, aceite de oliva y una pizca de sal.

Se suele servir bien frío, como todo buen gazpacho, y se acompaña de picatostes y uvas a modo de decoración.

 

Ajo colorao

Hay muchas variantes del ajo colorao por toda Andalucía, y aunque por el nombre parezca que es únicamente ajo, este plato lleva como ingrediente principal patata. Se acompaña de pimientos rojos, tomate, azafrán, comino, y bacalao, raya o algún otro pescado desmenuzado típico de la zona.

En ocasiones se sirve acompañado de huevo duro o con un bollito de panizo (un pan de maíz tradicional de Almería), y es uno de los platos más típicos de la región.

 

Papaviejo

postre típico de Andalucía

Y como no podía faltar algo dulce, te recomendamos uno de los postres almerienses más populares: los papaviejos.

Están hechos de patata, leche harina y azúcar, mezclados a la perfección para crear una especie de buñuelos esponjosos que no dejan a nadie indiferente. Es muy común encontrarlos en Semana Santa en cualquier pastelería o panadería, y se suelen tomar con un vaso de leche tanto recién hechos como a temperatura ambiente.